Somos responsables de nuestro impacto.

El consumo consciente es un término que tiene que ver con ser parte de una economía de mayor consciencia sobre la forma como nuestro consumo impacta y afecta a la sociedad y al mundo en general. Comprar de manera sustentable, reflexiva y responsable con el propósito de conservar o cuidar el medio ambiente, es una manera de consumir de un modo más consciente.

Estamos avanzando hacia una consciencia de consumo responsable, reflexivo y sostenible. Los consumidores están eligiendo marcas con propósito, de impacto positivo hacia el medio ambiente y que idealmente apoyen una causa. En virtud de lo anterior, las empresas con responsabilidad social enfocadas hacia la sostenibilidad, debieran buscar cómo aportar, restaurar y mejorar el medio ambiente. Se trata entonces de pasar de una visión reactiva a una proactiva.

Estudios de mercado recientes, revelan que ya existen clientes informados y con poder personal para tomar la decisión de compra desde una mirada más consciente con el planeta:

Hoy entendemos que la transformación es tarea de todos
  • el 66 % se declara un consumidor responsable.
  • el 92 % piensa que es responsabilidad de todos contribuir positivamente a la sociedad en que vivimos.
  • el 87 % estaría dispuesto a pagar más por un ítem, si supiera que le va a durar más tiempo.
Los consumidores eligen marcas con propósito
  • el 76 % piensa que las marcas tienen el poder para crear un mundo mejor.
  • el 81 % confía en que las marcas tienen mayor poder para crear cambios positivos que sus propios gobiernos.
  • el 56 % declara haber elegido productos y servicios basados en la causa que apoya la marca.

Fuente : Estudio de mercado McCann Truth Central – Agosto 2019 presentado en el Encuentro de Sostenibilidad de Acción Empresas, Stgo., Chile.